El Reial Cercle Artístic acoge una exposición dedicada a esta ciudad del desierto y a las habitantes de la curva del río Níger

Las Guardianas de Tombuctú, de la pintora madrileña Irene López de Castro, explora el valor de las mujeres como defensoras de la cultura e identidad a las puertas del Sahel.

Cuenta la leyenda que era la esclava más bella del Sahel. Pese a su origen humilde, era tal su elegancia, sus rasgos tan hermosos y su mirada tuareg tan insondable que, cuando sus amos le ordenaron vigilar diariamente un pozo en mitad del desierto, las caravanas de nómadas no solo se detenían allí para abrevar a sus camellos, también para admirarla. Aquella joven se llamaba Buktu.

Continuar leyendo:

https://www.lavanguardia.com/cultura/20201106/49261056041/tombuctu-exposicion-irene-lopez-de-castro.html